miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Quién se ha llevado mi coeficiente?

Y dejo el coche en el taller y me dicen:
- Tienes que poner que renuncias al presupuesto.
- ¿Cómo?
- Sí, como está en garantía...
Y yo lo pongo. Sin más.
Y esperando el autobus en el desierto de Arizona (Cómo si lo fuera)...empiezo a pregutarme ¿Qué cubria la garantia? Mano de obra y piezas. Piezas. Mano de obra. Mano de obra y piezas. Sí, era éso seguro. Yo no puedo ser tan tonta. Seguro que no....Mano de obra y piezas.

Cuando vaya a Madrid tengo recordar dos cosas.
Una. Ir en transporte púplico
Dos. Si voy en coche dejarlo en el parking.
Porque donde puedes aparcar de noche de día no y doscientos eurazos del ala en receta del Ayuntamiento de Madrid así me lo hacen saber.
Y ni siquiera me queda el consuelo de poderles llamar hijos de su linda de madre. Qué los peatones de día no necesitan los coches para apoyarse.
Por cierto....¿Donde he dejado la dichosa multa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada